viernes, 17 de octubre de 2014

Hielo, Fuego.

Fuego intenso,
Vivo, denso y con color,
Sólo temor, sólo pienso
En lo que siento.

Da vueltas por mi cuerpo,
Por mi alma vacía,
Esperando el momento
De sentir una caricia.

No hay manera de que alcanze
El corazón, con un baile,
Con un tango de sal
Que me quita el aire.

Hundido en la tierra
Sin agua, con arenas que se mueven
Donde la pierna se queda
Donde el alma se quema.

Hielo firme,
No hay quien no se fije en ti,
¿El fuego te derrite?
No, el fuego deja de vivir.

Mientras crea fantasía
Nervios en los adentros
Mi cueva se limpia
Sola con sus lamentos.

Quien juega con fuego se quema, pero el hielo también, y no es un juego, si no un sentimiento que no puede dejar de ser.

No hay comentarios:

Publicar un comentario