miércoles, 14 de diciembre de 2011

Una epoca.

Una epoca bastante extraña, donde la gente va y viene. Donde tu no sabes ni de donde procedes, ni a donde vas.
Lo que te enseño a querer, te recordo el defenderte de los sentimientos. Lo que te enseño a abrirte, te obligo a cerrarte.  Lo que te enseño a pensar en todo, te demostro que a veces hay que dejarse llevar.
Lo que te ponia nervioso ahora te calma, lo que te enfadaba ahora te alegra, lo que te agobiaba ahora te da libertad. Todo tan sencillo, como complicado. Razonable, como inexplicable.
A veces todo es asi, tan descolocado, tan fuera de lugar. Cuando es inutil buscar solucion, o buscar un proceso que lo ponga todo donde estaba. Todo donde deberia de estar, pero ¿De verdad deberia de ser asi?
¿De verdad deberiamos buscar una solucion? A veces la vida consiste en eso, en una locura, en un descoloque total, que te lleva por un camino distinto. Que te lleva a un lugar, que seguro no sabes donde esta.
Dejarse llevar, es algo de lo mas normal, y a veces nos resulta tan dificil... sobre todo cuando lo desconocido nos invade, lo que nunca habia pasado antes nos llena, cuando las sensaciones se invierten, cuando hasta tu mismo te notas diferente.
No sirve, buscar una explicacion a todo, si no vas a saber llegar a lo bonito de cada una de las cosas en las que piensas. No sirve, intentar retomar algo que ha cambiado, si lo bonito que tenia se acabo, para no volver a nacer.
Aunque tarde, aunque no vuelva todo a su lugar, el final es el mismo. El camino da igual, mientras quien ande seas tu, da igual que te pierdas, da igual que te vuelvas loco. Realmente, la vida es como mejor se vive, como una locura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario