miércoles, 5 de octubre de 2011

Silence.

  No entiendo de historia, pero se que esta plagada de grances sucesos. No entiendo de la vida, pero se que tambien esta plagada de ellos. Deberia ser un entendido de las Matematicas y la Programacion, pero tampoco lo he encarrilado con buen pie aun.
Entiendo pocas cosas, entre ellas entiendo como escuchar a las personas. Cosa que no es dificil, sentarte a prestar atencion. Horas y horas, intentando adentrarme en otros mundos diferentes, repasando otros momentos... de los cuales desconozco existencia hasta que me los mencionan y explican.
Otra cosa que entiendo, es el silencio. Lo entiendo, y creo que es necesario... creo que es absolutamente unico e irrepetible, aunque siempre parezca igual. Acompañante en nuestras vidad, consuelo de malos momentos en soledad, union de dos almas en un bellisimo encuentro... No se. Es atractivo cada gesto que produce. 
Tambien es la unica manera de encontrarme a mi mismo. Entre silencios, con acciones que no destacan por la manera de hablar, ni de hacer... si no por la manera de escuchar, de oir, de asimilar... 
Mis relatos estan en una sala, una sala en la que todo el mundo tiene la boca cosida, cerrada con cremallera. Como querais verlo, o os suene menos fuerte. No, no lo digo asi para que choque, pero quedara mas claro. Se crea el silencio, se asume, y se aprende a vivir con el.
Aqui el silencio te enseña, el silencio te lleva, te conduce. En cada entrada viajas, a un lugar, a un sitio, a un momento distinto, sin olvidar los sentimientos. No quiero vender mis historias, ni mi manera de escribir... Quiero deciros que esto es un lugar para la imaginacion.
Esto esta en vuestra cabeza, al igual que la vida misma. Es imaginacion, es realismo partiendo de nuestros sueños. Siempre hay tiempo para abrir la boca, pero son escasos los silencios que expresamos con acierto. 
Silencio en la sala.

No hay comentarios:

Publicar un comentario