domingo, 4 de septiembre de 2011

Ilusion.

        La creamos, la vemos, la imaginamos. Como cualquier otra cosa, pensamos en ella, dormimos con ella, nos despertamos con ella. Es dificil desprenderse de ella, al igual que hacerse con ella.
Puede convertirse en duda con el paso de un segundo o puede ser una afirmacion, o una negacion. Puede convertirse en un sueño y al abrir y cerrar de ojos, ser lo mas real que te puedas imaginar.
Puede ser algo posible, algo imposible... una persona, un verbo, una forma, un estilo, una vida. Puede ser todo y a la vez nada, y puede ser el todo y convertirse en la nada.
Es imprevisible, cauta y a la vez impulsiva, sincera y a la vez mentirosa, es ciega, es muda, es sorda... pero sabe a donde va, sabe a quien le habla y sabe quien le escucha.
Se puede vivir de ella, y acabar como una cabra. Se puede no tomarla en cuenta, y acabar de la misma manera.
Tiene relacion con todo lo bello de esta vida. Las personas, el amor, la vida, la victoria... Y tambien con todo lo horrible. La muerte, la soledad, la derrota...
Puedes ganar por ella, al igual que puedes perder debido al exceso de confianza. Puedes perder por ella, al igual que puedes retomar el camino gracias a su energia.
A muchos les da miedo, a otros tristezas, a algunos alegrias y a todos la vida. Porque, queramos o no, tenemos que vivir en torno a ella.
Vivimos al rededor de una ilusion que es la vida misma, vivimos una vida repleta de ilusiones. Otra cosa es como nos afecten, como pensemos en ellas...
        ¿Cuanto hay de realidad y cuanto de ilusion en un pensamiento?

No hay comentarios:

Publicar un comentario