martes, 23 de agosto de 2011

Una escena.

        He de decir, que cada dia que pasa y veo el desenlace de alguna historia perdida por el tiempo. Me dan ganas de mandar al tiempo que corra y corra y corra. Que egoista por mi parte, o que alma de buena caridad que soy, joder.
Buena persona porque quien viera lo que le pido al tiempo, es solo para que esa historia tenga su precioso momento y como todo, acabe... y mal.. como todo lo que acaba. Tambien es algo cruel, pero real... sobre todo real.
Y egoista, porque le pido al tiempo que corra... cuando no tengo derecho para ello. Todos le pedimos al tiempo cosas, que se pare y no siga... que siga y no pare... que corra, que vaya mas despacio... Si nos haria caso a todos se volveria loco, pobre.
Tambien dire, que para mi que algo acabe nunca es del todo malo. A ver, si es malo... muy malo. Por como te hace sentir, que termine algo. Pero tambien es verdad que algo tiene que acabar para que otra cosa empiece, un ciclo de la vida.
Como no me cansare de repetir todos son momentos, malos y buenos... buenos y malos. Pero es asi. Asumir riesgos, asumir perdidas, asumirse a si mismos...
No puedo judgar, no puedo hablar como si lo supiera todo. Pero os dire, que nada te mostrara mas como es la vida, que un llanto de una mujer y un hombre desecho con su mirada viendo como su mundo se derrumba.
Una escena, una historia, un momento... no se que es eso que he descrito. Judgar, imaginar, recrear... vosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario