viernes, 12 de agosto de 2011

Esos dias.


Hay dias dificiles y dias dificiles de verdad. Dias en los que parece que el mundo se te cae encima, en los que ni el mejor humorista sabria sacarte una carcajada. Ni el abrazo de tu madre arroparte, ni los consejos de tu padre ayudarte.
Hay dias en los que prefieres estar en casa solo, sin hablar... incluso simplemente mirando a un punto fijo, con la mente en blanco, sin pensar. Porque cuando piensas, es casi seguro, es muy probable que... llores, que te deprimas, que te derrumbes.
Hay dias en los que ni llorar, ni desahogarte, ni gritar todo lo que puedas es suficiente para liberar la angustia que llevas dentro, para acabar con la tristeza.
Esos dias, son los que realmente marcan la vida de una persona. Con diferencia ademas, pero tambien hay que saber distinguirlos, hay que saber que ese es el momento de tu vida en el que realmente estas pasando un mal trago.
En esos dias hay que aprender a nacer desde el dolor, para ser mas grande que el mas grande de los obstaculos.
En esos dias...Renunciar no siempre significa debilidad; a veces, significa que eres lo suficientemente fuerte como para dejar ir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario