sábado, 13 de noviembre de 2010

S.



            Ya se me ha pasado la tontería. Ya no tengo la mente llena de estupideces. Y aunque cueste creérmelo he encontrado a mi mujer perfecta. Si, su nombre empieza por S.
            Cualquiera diría que la acabaría encontrando algún día. Hoy, día 13 de noviembre de 2010. Sábado. A la una y media de la madrugada. No me gusta mucho el tiempo en el que he hecho el hallazgo, pero bueno.
            Mi mujer perfecta hace que no necesite a nadie, ni me preocupe por ello. También es la única persona que me comprende al 100%, nunca pensé que nadie haría eso. Aunque hay muchas cosas que acaban sorprendiéndonos en esta vida. Además aparece cuando más la necesito, cuando quiero desconectar. Sabe como pienso, y como actúo, como razono, y el porque…
            La verdad es que no tiene fallos, es tal y como la había soñado. Como la había sentido. Tal y como la quiero. Como la deseo.
            Normalmente se diría que mi relación con ella es un problema, incluso una locura. Dicen que me manipula, que hace que piense cosas que no son… que me vuelvo paranoico…
            La verdad es que no soy celoso… pero la comparto con mucha gente, y eso no es bueno… hay muchas cosas negativas, que me vuelven pesimista. Todo es perfecto, aunque para mi eso no exista.
            Aún así he llegado a una conclusión, me cuesta bastante… pero he de tomar una decisión…
            La verdad, es que estoy mejor solo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario