jueves, 25 de noviembre de 2010

Frio.




       Hoy hace -3 Grados. Mucho frio, las manos se me han congelado mientras estaba en la calle. Llovia de vez en cuando y encima dicen que a la noche va a nevar.

Encima la nieve se congelara y me caere, como de costumbre y me hare daño. La verdad, es que normalmente mis botas no agarran mucho.

Me gustaria ser como el hielo, o como el invierno... frio, muy frio. La verdad no se si me iria mejor, pero me da igual. Y creo que me estoy aproximando... no tengo el corazon tan frio desde hace 3 meses. Cuando tube que hacer un gran sacrificio.

Ahora por fuera tengo calor, en casa esta la calefaccion dada y bueno, realmente estoy agusto. Pero por dentro, por dentro estoy en plena helada. O diria en plena glaciacion.
Yo creo que me dan un puñetazo en el pecho, y todo lo que hay dentro se partiria en cachitos pequeños.

Tengo heridas congeladas en el tiempo, cicatrices eternas. Soy como un congelador, la unica diferencia es que lo que se introduce dentro de mi no es comida, si no amargos recuerdos que perduraran mucho tiempo en conserva.

Se acerca Navidad, consumismo por aqui consumismo por halla. Yo le pedire el Olentzero una vida nueva, a ver si la que me da es algo mas interesante.

Escribo sin acento porque no merece la pena, cuando mi vida tenga algo de acento... yo se lo dare a mis escritos.

Buenas noches.

No hay comentarios:

Publicar un comentario